miércoles, 8 de febrero de 2017

COAC 2017: Preliminares - 7 de febrero

¿Se acuerdan que les dije de la sesión 16 que era de media tabla baja, por arriba?  Pues la de anoche ha sido de media tabla alta, por abajo.  En el Falla había guasa y ganas de COAC, y las agrupaciones agradaron.  "Liaso gordo de palmas y popopo" en el gallinero como dijo el Luiti, y sobre las tablas su poquito de coro, de comparsas, y de chirigotas.  ¡Al lío del Montepío carnavalitas!

Ventolero desde el gallinero: 

El coro de Sevilla -o del Tron como mucho lo conocemos- abrió la noche, y demostró que un año más vienen con ganas de subir un escalón con respecto al año anterior.  Vienen bien animados estos loros, con un estribillo divertido y un popu hecho con músicas muy conocidas para los seguidores de la categoría hermana, la chirigota.  ¡P'alante!    Los culpables de Javi Cuevas volvieron desde Sevilla, con un repertorio entero dedicado a Cádiz y a Paco Alba.  Vamos, que te quedas loco después de la de hace dos años, pero ni sonaron mal, ni trajeron una comparsa de trámite.  Ahora bien, tenía todo como un rintintín que mosqueó a más de uno y de dos.  Y todos los que se echaron las manos en la cabeza sabiendo que la última chirigota de la noche era de Mérida, tuvieron que devolverlas a su sitio.  Porque tras una presentación que no paso de simpática, Ya no salgo más remontó y acabó divirtiendo.  Pasodobles al tipo -acordándose al final de María la de la Hierbabuena- y al botellón en Carnaval.  Cuplés regularcillos, pero un estribillo de arte.  Buen popurrí, y a ver que pasa, que la categoría este año está raspaita. Cerró sesión Tres mil años, donde la música y el grupo volvieron a estar muy por encima del letrista.  Antonio Rivas, que no, y el segundo pasodoble, tururú a ese remate.  Eso si, el tipo mola, el regreso de Fali Vila mola, y los instrumentos molan.  Pero la idea se desaprovecha en un popurrí donde destaca la introducción y la temática, pero no como se desarrolla.  Lástima.

Y ahora, lo mejor y lo peor, que ni una lo fue tanto, pero si, ni la otra tan poco.  Ya me entienden...:


· Los cachafantasmas:
Vaya por delante la chirigota no era un mojonazo, eso sería injusto decirlo, después de los cracos que nos hemos tenido que tragar en estas ya casi tres semanas.  Pero tampoco es que fuera una locura la chirigota, aunque a una del público se lo pareciera -que si lo mismo cantan cinco minutos más la sacan con bombona de oxígeno de allí-.  Estos cachas vinieron a agradar, y el público pasó un buen rato.  Pero hay que intentarlo un poco más, de voces, de letras, de todo...   porque ni los pasodobles a Antonio Martín (patinazo de foco dirigido al palco y... allí no estaba) ni al Psoe entusiasmaron, ni con los cuplés fue aquello ni para la historia, ni para cuartos.  Pero bueno, siguieron con buenas maneras, y en el popurrí pareció que remontaron con alguna cuarteta, que compaginaron con otras que quizás pecaron de chabacanería.  Hasta aquí.

¡Dame tono de oro!:de 5


· Cádiz:
Le siguió la remodelada comparsa de Pastrana hijo, que gustó y mucho (hasta al que les escribe).  El efecto de agua inundó cada pared del falla, para presentarnos este mundo submarino gaditano, con un conjunto de voces que suena muy bien pese a todas las bajas respecto al año pasado.  Buenos pasodobles, mejor el primero, cargado de rabia contra cada racista que puebla la vieja Europa.  Cuplés de la categoría, mejor en este caso el segundo que desató las carcajadas por su referencia constante al pasodoble de este año de la comparsa del Selu.  No entendí eso si, la cuarteta de un popurrí muy medianito en la que se hacía el solo una chiquilla, que si bien no cantaba mal ni mucho menos, tampoco tenía un disparate de voz para marcarse ese solo, ¿no?.  Yo que sé. ¡Jurado, un pase más!
 
¡Dame tono de oro!:de 5

Esta noche tenemos la chirigota de Cárdenas y Peñalver y el retorno del Zoleta con una comparsa de su tierra, Chiclana. Así es que todo el mundo a las 20:30 preparados que empieza. Mañana sí haremos doble comentario como hacemos usualmente así es que paciencia.