domingo, 5 de febrero de 2017

COAC 2017: Preliminares - 4 de febrero

¡Ayer volví a escuchar el COAC después de dos noches de sequía (y noté que el público estaba regaladito... le hacía fiestas a todo)!  Que malamente se pasa carnavalitas, aunque según he leído a mi compañero, ha habido de todos en estos días como en botica.  Yo tan sólo comentar que he podido ver a Mi suegra como ya dije, y si bien me ha gustado mucho, espero que se le pase el año que viene ya la modita del guiñol al chirigotero, que se nos va a meter a titiritero al final... ¡a ver marionetas a la tía Norica!

Ventolero desde el gallinero: 

Inició la noche un coro, Un Cádiz de Maravilla, metidos en el tipo de conejos de Alicia en el País de las Maravillas, pero normalito de voces -algo que evidenciaron desde el remate de la presentación-.  Es difícil igualar al nivel de los top, pero seguro que volvemos a verlos, gracias a su fuerte: el tango.  Y tras un nuevo coro, llegó una nueva Comparsa mixta, con experiencia en la provincia de Sevilla, y con una presentación que era un liaso de voces, tanto en afinación como a la hora de entrar unas y otras.  Entonaron en los pasodobles, pero vamos, que no.    La comparsa de Paco Alcántara trae este año un tipo de fantasía, mitad mar, mitad noche, mitad Cádiz, y mitad del Falla gritándoles oles desde la presentación.  Mejor para mi gusto que el año pasado -bonito homenaje al Pillo en el primer pasodoble-, pero tampoco habría que venirse arriba: de cuartos si eso, pero poco más.  Se nos fue el Love, chirigota de Sevilla, venían de muchacho en terapía de psicólogo por el amor.  A estas alturas de la noche daba igual ocho que ochenta y a mi más que en el primer pasodoble, que de por si ya era un carajo de letra, cantara toda la chirigota en uno de los versos patio y el de la voz finita soltara una mezcla de patio/casa/patria jodiéndolo todo.  Hasta luego.  La comparsa de Quique Parodi, directa de Algeciras, Los incondicionales, estuvo muy bien cantada, comprometida con la causa animal, dando pie a muchos paralelismos a lo largo del repertorio con el ser humano.  El tipo sin embargo hizo las delicias de los simpáticos que había ayer en el Falla, que lo mismo que se meaban y aplaudían cualquier cosa antes, con ellos se dedicaron a hacer chistes, ladrar... nada, que pasen a cuartos, donde espero se les respete más.

¡Uih! Por el copiar y pegar aquí habrán leído algo que no correspondía.  ¡Vamos que nos vamos con lo más mejorcito y lo más peorcito de ayer!:
· Los que nunca tiran la toalla:
Desde la capital de Andalucía también llegaron estos diógenes que no se lavaban.  Toma idea, ¿eh?  Pues de ahí, p'alante.  Con sus teatrillos de entreacto con el nenuco, y regular de gracia.  Pero bueno, lo mismo los cuplés hasta podemos salvarlos.  No así el popurrí, que traía lo mismo una cuarteta a la basura en la que rebuscan, que lo mismo otra a que pensemos en "mi", que lo mismo contaban que los seguidores de diferentes grupos musicales están acostumbrados al mal olor.  Si, por la cara, pero no un por la cara de los con graciosos, no, un por la cara basado en lo guarro.  Pidieron hasta perdón al final.
¡Dame tono de oro!: de 5


· Los del Patronato:
El cuarteto de Javi Aguilera y Ángel Piulestán trajo un muy buen pase de preliminares.  La parodia nos presentó a los personajes que seguro, volveremos a ver en los próximos pases.  En ellos, descubrimos como les queda el cuarteto a las nuevas incorporaciones: Carlos Pérez y el Perrichi, que defendieron su papel desarrollando un personaje de similares características a los que interpretaron en sus respectivos cuartetos en años anteriores.  Quizás me sobró a Javi Aguilera haciendo de mini-Pablo Escobar, como sin venir a cuento en plena parodia.  Lo mismo me equivoco y gana fuerza, pero no me dio la impresión que volviera loco al público esa parte.  Muy buenos cuplés -segundo de gran babuchaso al gobierno, con interacción directa con el público, marca de la casa-, con un buen estribillo.  El popurrí tema libre en cambio fue desinflándose en chispa en su trascurso, y lo remataron de forma bastante chunguetaDespués, doble coplilla de despedida, y a volar.  Temo que pase como tantos otros años, que comienzan presumiblemente fuerte, y luego...
 
¡Dame tono de oro!:  de 5

 Hoy descansa Bermauntier, pero mañana vuelve, no se preocupen.  Y a partir de las ocho y media, ya saben, Luis Rivero abre la sesión con su espectacular coro, y la cierra Antonio Martínez Ares, primer premio del pasado COAC en la categoría de comparsa.  ¡Amoscuchá carajo!