domingo, 2 de febrero de 2014

Concurso: Sesión del 1 de febrero

La segunda sesión de preliminares (o fase de limpia, que es lo que se ha convertido con los cambios en las puntuaciones) trajo unos cabezas de serie que cumplieron con las expectativas, alguna sorpresa que ya apuntó maneras el pasado año, y poco más.  Vamos a desgranarlo a continuación, ¿nos acompañan?

Ventolero desde el gallinero -.

La comparsa mixta "El don" puede resumirse con ese aplauso solitario que rompió el silencio tras escucharse el primer cuplé.  No pasó lo mismo con "¡Cogerlo ahí!" que calló simpática y confirmó que aquellos coches-transformers del año pasado iban por el buen camino, con maneras similares a las del Canijo de Carmona y su gente.  Con muy buenos golpes, y un pasodoble dedicado "a los que no quieren venir" que puso en pie al Falla.  Cuplés divertidos (sobre todo el de las latas de CocaCola) y buen estribillo chirigotero.  El popu es divertido en general pero baja el ritmo en algún momento.  A ver que traen en cuartos, donde estarán seguro. Con "La familia real" coincidí en su verso "...que familia con más mal age", pero malo: tras la presentación decidí que no iba a aguantar borderíos.  "Dulces tentaciones" fue una comparsa con prólogo escenificado por si no se entendía su metáfora: un niño que imitaba tener leucemia acompañado de una gachí entaconada.  Todavía estoy loco de la impresión, impresión que me hizo pasar del repertorio tras su primer pasodoble defendiendo "a los que no quieren venir", no por lo que decían sino por lo malamente que lo cantaban.  Al menos lo intenté.  La chirigota "Los ardentías" traían un vistoso tipo y poco más, no por su lírica pero si por su sonido, que vaya tela... Lo de la comparsa que cerró la sesión fue raro cuanto menos: los de la tele no sabían si eran nuevos o experimentados, vamos que no se aclaraban; y ellos sobre las tablas estaban nerviosetes, y poco festivos para lo que el tipo pedía.  Baja calidad en general, aunque el estribillo no estaba mal defendido (y eso que los cuplés que lo precedían me sigo preguntando en que círculos de amigos hace gracia, porque en los míos es motivo de retiro de palabra por una semana).  Nada, p'al cajón.

· Los dictadores:
CAR-NA-VAL: la ira de Pastrana da las directrices de lo que viene a contar en este COAC: el espíritu del Gran Teatro Falla como único mandatario absolutista de este Concurso. ¡Ayer si sonaba el tango carajo!  Abofeteando al carrusel para defender la integridad del tango de Cádiz, o aclarando que al Falla él no le falta, y aquí no se le llora a nadie porque no quiera venir. ¡...y a todos los gobernantes los llevo pal matadero! Estribillo duro y muy divertidos cuplés con la imitación de los personajes protagonistas.  Mucha caña a los políticos y a favor del levantamiento público.  Esto, y no otra cosa, es reivindicación, es ir por derecho y sin tapujos, sin colgarse medallas ni demás historias, es CAR-NA-VAL.
"¡Dame tono!":  de 5


· Los pepegym:
El cuarteto de estos chavales es un pelotazo: es genial como han sabido adaptar su esquema a los nuevos estereotipos sin hacerse cansinos, sino todo lo contrario, dejando con ganas de saber más historias de carcajada de cada uno de los visitantes del gimnasio.  Desde el esperado nuevo papel de aquel "Veleta", ahora trabajando en el mantenimiento, a una surrealista defensa de Marichalar, que al menos él no nos robaba para pagarse sus vicios.  La gracia en estado puro.  Los cuplés lo confirman, con un segundo dedicado a los botones de la pleisteishon de gran categoría.  El tema libre tiene dos partes diferenciadas, donde introducen un nuevo personaje muy capillita, y un tramo final muy movido y que puso al teatro boca abajo.  ¿Qué más podían ofrecer?  Pues una deliciosa despedida la mar de bien cantada.

Los cuartetos de estos últimos años funcionan proponiendo diferentes propuestas de desarrollo en sus repertorios, y a mí este es el que más me divierte de las actuales que se presentan.  Vamos a ver que hacen el resto...
"¡Dame tono!":  de 5

Desde el palco por Bermauntier -.

· Los dictadores:
Fali Pastrana es una de mis debilidades, no lo voy a negar ahora que tantos años han visto como hemos comentado este coro. Pero la verdad es que este año me ha vuelto a gustar, no diría sorprender. La idea del tipo me ha gustado, la justificación de la creación de un dictador gaditano que luche por lo suyo, sobre y ante todo, pero que finalmente pide perdón por ser un dictador.
Ya desde la presentación dejan muy claro que va a ser un repertorio crítico, sin pelos en la lengua, como bien nos tiene acostumbrado el autor. Los tangos no podian bajar el listón y los dos temas que trata son críticos. Los dos buenos. Buen segundo cuplé con interacciones individuales de alguno de los dictadores. El popurrit es, quizás, lo más flojo del repertorio pero no deja de tener una excelencia por encima de muchos autores.
"¡Dame tono!":  de 5


· Los pepegym:
La muerte del cuarteto rimado era una muerte anunciada como la novela de García Márquez. El Libi llama a este tipo de cuartetos que no riman sainete... Bueno, la verdad es que la evolución en todos los aspectos de la vida es algo lógico y aunque yo no soy mucho de este tipo de cuartetos, tengo que rendirme a la evidencia de que es mucho más divertido que mucho de los cómicos famosos que salen en la tele haciendo lo mismo y que, algunas veces, este cuarteto, rima.
Personajes tipo para presentarnos un gimnasio con un bedel muy particular y un dueño que es el que mejor da los pie de chistes del planeta. Parodia en condiciones, buen nivel, los cuplés no podían ser menos y suben el listón. Estribillo para repetir y un tema libre que mantiene la estructura de la del año pasado: personajes esperpénticos con frases modelo que hacen reir a la gente. Total, que buen cuarteto de nuevo.
"¡Dame tono!":  de 5