jueves, 26 de enero de 2017

COAC 2017: Preliminares - 25 de Enero

¡Oigan, oigan, vaya sesión la cuarta del COAC 2017!  Tras una media irregular en los tres primeros días, la de esta noche ha sido muy buenecita, y ninguna ha despuntado para mal -es imposible que todo sea papartirselnai, comprendan eso también-.  Una noche de coplas muy entretenida (no me gusta nada que sean chirigotas o comparas, y no coros los que den inicio a la sesión, pero bueno, vale, me alegro), con mucho babuchaso al nuevo socialismo y un paraiso donde el Luiti y Pepe han encontrado su filón para OndaKichi: "Yo para ser feliz quiero un chelón".  Y tan bien.  ¡Ah, OndaKichi, LOST SIGNAL no tan bien!

Ventolero desde el gallinero:

Los auténticos camaleones iniciaron la noche con un repertorio que fue de menos a más.  No volvieron loco a nadie, pero ojo, que divirtieron con su idea (de cobardes que se hacen llamar camaleones, a la inversa de lo que trajo el año pasado Martínez Ares) y trajeron un buen pasodoble contra Felipe González, y un primer cuplé muy divertido.  No tengas miedo vino muy bien cantada -aunque recordando mucho a otros autores-, y el repertorio no estaba del todo mal, aunque el popu se hace largo.  El maquillaje, a todo esto, molaba un montón. La segunda chirigota, ¡Ojú que bochorno!, gustó mucho -incluso de más por momentos, evidenciando que media Écija estaba en el Falla-.  Buenos golpes en todo el repertorio, y un bonito segundo pasodoble a las abuelas.  P'alanteMi primer día fue otra de las comparsas de la noche que agradó, y que otra cosa no, pero afinada, tela marinera.  Que gusto da cuando ninguno se va por los cerros de Úbeda.  El repertorio era más flojito, pero bueno, el royo positivista creo le hacía un gran favor para seguir el repertorio.  Hasta aquí, eso también.

Y ahora la más cortita y la más mejor, para un servidor de ustedes, de la bonita noche de ayer:
· Una comparsa histórica:
Ser la más flojita de la noche, ayer precisamente, era fácil, porque todas hicieron un papel dignísimo.  De hecho, nuestros paisanos no hicieron el mamarracho como alguna de las que ya ha pasado por las tablas este 2017, pero si es verdad que el conjunto no sonó como sus dos compañeras de la noche.  Ni por tono, ni por letra.  Y eso que la idea era buena y original, y en ella se apoyaron para desarrollar un repertorio que iba al hilo con el tipo -no como alguna otra, que cantan lo mismo vinieran de carteros que de cazadores de mamuts-, pero si luego me sales con la letra de un niño que quiere ser un teléfono móvil porque es a lo que echan cuentas sus sus padres (ojo al dramaso griego)... pues se va al carajo la metáfora y todo.  Más suerte para el próximo año.

¡Dame tono de oro!:de 5
· Los del planeta rojo, pero rojo, rojo:
Primer gran pelotazo de la categoría en el concurso.  Y no es porque sea nuestro Vera, no.  Es porque desde que empezó hasta que acabó enganchó.  Con su humor, con su puesta en escena, con sus bofetones a diestro y siniestro.  ¡Porque vaya repertorio trajo ayer Vera Luque oigans!  Ya la llegada, homenajeando a las películas ochenteras, rompió, y las risas comenzaron desde bien pronto.  Ahora, cuando hubo que ponerse serio, dio Jose Antonio dos golpes en la mesa con dos pasodoblones, a los que temen a las novedades en política, y en la sociedad en definitiva, y un segundo a cómo ha cambiado el Partido Socialista.  Pero es que los cuplés, y el estribillo, no se quedaron atrás no: tracatá contra los bancos, trocotó a la realeza de nuestro reino real.  No dejar títere con cabeza, con esa poca vergüenza, a base de risas, es mejor que cualquier cambio de gobierno.  Y para acabar, un popurrí que no aburrió ni un segundo, y que se metió al público en el bolsillo, con un humor sencillo, directo, y al tipo.  Telepatía pura.


¡Dame tono de oro!: de 5

Bermauntier desde el palco :
¡Qué buena sesión la de anoche! Entre históricos, marcianos, mujeres mayores en su puerta, aquellos que llegaban a su primer día de trabajo... Tuvimos un día presente, pasado y futuro bastante interesante.
Los del planeta rojo pero rojo, rojo pusieron sobre la mesa un chirigotón que ya deseábamos ver y no decepcionaron. Sin perder el sentido crítico en ningún momento, Vera Luque desgrana un repertorio divertidísimo que en ningún momento se apaga. No defraudó. Nuestros paisanos de Una comparsa histórica hicieron buen papel en el Falla con una comparsa que, aunque algunas veces se hace algo lenta, no defrauda en ningún momento. Buenas voces y buen trabajo el que han hecho. La chirigota Los auténticos camaleones, de miedosos, hicieron un buen papel y fueron creciéndose por momentos rematando con un popurrit con divertidos golpes. La comparsa barbateña Mi primer día trajeron un original e hicieron un buen papel. Quizás la música estuvo por encima de la letra pero cantaron muy bien. Este pueblo, desde luego, es seña de calidad en el COAC.

·No tengas miedo:
Comenzó muy bien esta comparsa de San Fernando su repertorio, afinados y al pelo. Me alucinó el contralto al principio. Buena presentación de esta representación de monstruos que vemos en el día a día. Buena música de pasodoble que arropó dos buenas letras sociales: el primero a Pablo Pineda, todo un luchador y el segundo a las mujeres luchadoras en las que nombraron a muchas artistas que pelearon pero, claro, llegan los cuplés y pinchan. El segundo, además, se lo dedican a la suegra pero antes le has cantado a la mujeres luchadoras y... ¡Me quedo loco! Buen estribillo también. En el popurrí comencé a notarlos muy cansados, revolucionados. El contralto ya no me gustaba tanto porque excedía el gorgoreo y se me hizo tedioso llegando al final. Pero, en general, la comparsa no está mal y por eso:

¡Dame tono de oro!:de 5

· ¡Ojú qué bochorno!:
Buena chirigota la que nos trajeron anoche. El tipo, de mujeres sentada a la puerta de su casa, da muchísimo juego y ellos le sacaron partido. Divertida presentación que comenzó con carcajadas (¡Claro que sí, Paqui!) y que tiene buenos golpes. La música del pasodoble no me gustó demasiado pero la segunda letra, a las abuela y su papel, me pareció preciosa. Buenos cuplés los que cantó esta chirigota y un estribillo divertido que da paso a un popurrí con buenos golpes repartidos a lo largo de la pieza. Sin duda, exprimieron la idea.

¡Dame tono de oro!:de 5
Esta noche Antonio Martín presenta su nueva comparsa para conmemorar sus cincuenta en este veneno divino. Algo histórico, algo que no debemos perdernos, algo que podremos contar a nuestros hijos y nietos cuando le inoculemos Carnaval en vena que es lo que nosotros hacemos a diario. Y ya, de paso, si la sesión es como la de anoche... ¡De qué nos vamos a quejar!