miércoles, 25 de enero de 2017

COAC 2017: Preliminares - 24 de Enero

Cal y arena en la tercera noche del COAC 2017, que volvió a contar con seis agrupaciones -que raro se hace ver dos comparsas seguidas-: buenos ratitos en los extremos de la sesión, y agrupaciones que merecen que les hagan scraches a la salida del teatro en el ecuador de la misma.  Yo sigo sin verle el chiste a la multipantalla de OndaKichi, pero el livestream va que quita el sentío.  Nada, ¡al lío del Montepío que diría Guan Manzogo!

Ventolero desde el gallinero:
No estuvo nada mal el coro El Vapor del Sur, que fue de más a menos.  Aún así es agradecida la idea, y eso de relacionar los tangos con su tipo le da su puntito.  Eso si, lo de usar a muchachas en mitad del popurrí para ponerlas a bailar, y que acaben el repertorio con una mordaza... no lo veo yo (y no me vengan con que viene al tipo, que no están ustedes criados en el Mississipi).  Nada destacable en la comparsa Los pequeños, con un repertorio que no aguanta otro pase como diría un amigo mío.  Muy guerrilleros los muchachos, eso si, estos enanos de jardín -aunque los chiquillos no les perdonarán en la vida que los sacaran vestidos así al final del popurrí-.  Después vinieron como muchos otros años los de Santoña, que no tienen gracia ninguna, pero que por aquello de la fuerza de voluntad, de la ilusión, del cash que se han dejado desde el sábado en la tacita, y las eses y las ces, en Cádiz se les respeta mucho.  Pues nada, de vuelta pa' su tierra, y el año que viene se me ahorran el chistesito de llamar a una mujer "su yegua", que vaya tela picha.  Y llegaron los Carapapas con su versión carnavalera de "Del Revés" (Inside Out) de Pixar, un pelotazo, donde destaca una música de pasodoble que es una delicia -con dos coplas que estuvieron muy bien-.  El grupo suena de muerte, aunque Guillermo Cano coge en alguna ocasión carrerilla y es pa' esnucarlo (en otros, sin embargo, suena que es un bastinazo).  Lo peor para mi gusto, la cuarteta de la nana, que es un por la cara de antología (como son las ya por costumbre cuartetas de amor en mitad de los popurrises de comparsas, ¿que no?).
Y por destacar destaco, la más mala, con diferencia, y una que seguro gustó a muchos:
· Los pastelitos:
Lolo Seda, Fede Quintero y Juan Carlos Aragón.  No, no es el comienzo de un chiste, es la autoría de esta chirigota, muy esperada por todos -así lo demostró el público y mi whatsapp-, y que creo se queda a medio camino de su propósito.  Una presentación con algún buen golpe, buenos pasodobles -mejor el primero que el segundo, de largo- con una música que engancha.  Muchos comentarios en pleno repertorio, a lo cuartetero, y dos cuplés flojitos, a Güiza y a los pelo' de allí de las muchachas.  El popu engarza alguna cuarteta buena con otras que te dejan con cara de "ajam".  No le pega a este trío de autores hacer algo tan irregular, pero bueno, los veremos en cuartos, nada más que por la que lía la fila de delante.

¡Dame tono de oro!:de 5
· Martes XIII:
Malísima.  A un grupo que sonaba a disparate puro, donde parecía que cada cosa iba por su lado, hubo que añadirle un repertorio flojo, flojo, flojo.  Tras una presentación donde dejaban claro la mala suerte que teníamos todos, ellos y nosotros, dieron paso a los pasodobles.  Drama de proporciones bíblicas en el primero, al tipo, y un segundo sobre el bullyng o yo que se que quisieron contarnos.  A partir de aquí puse el piloto, la verdad.  En un momento de lucidez que tuve, vi que pedían sal... me voy a callar.
¡Dame tono de oro!: de 5

Bermauntier desde el palco:

Comenzó muy bien la sesión con el coro de Martínez Mora, El vapor del sur, con un coro menos clásico del que esperábamos con ritmos de blues y de jazz. Los tangos, eso sí, por derecho. Regulares los cuplés y mejor el estribillo y el popurrí. Hay pelea, seguro. Tras ellos, la chirigota Los pastelitos, con un trío de autores espectacular, derrochó bailes y danzas de todas las maneras. ¿No os recuerda a Los poperos de Romero Bey? Desigual repertorio el de esta chirigota que comenzó con una presentación movida pero poco más y dio pasó a dos buenos pasodobles, muy bueno el primero, con una música espectacular. Irregulares cuplés, muy divertido el segundo. Buen estribillo con bailecito y un popurrí que lo mismo te ríes que lo mismo no. Aplaudo ese final de popurrí. La comparsa conileña Los pequeños, hizo una buena actuación durante su repertorio: buena presentación, buenos pasodobles, cuplés de comparsa y un popurrí irregular en el que terminan con la metáfora de niños disfrazados raros. ¿Qué vamos a decir de Martes XIII que no hayan leído ya? Pues todo mal.

· Los muy españoles y mucho españoles:
Parodia del pepero cerril que aunque esté en la pobreza sigue defendiendo su partido y habla sobre Venezuela y todas esas cosas. La verdad es que el repertorio no tiene gancho aunque se nota que la chirigota está bastante trabajada en lo que a afinación se refiere. Se mueven las letras entre un quiero y no puedo que hace que el espectador se desenganche pronto y aunque algunas veces sonreí no llegaron a hacerme reír. Agradecemos, eso sí, que esta chirigota no deje de venir porque se nota las ganas que le ponen, los buenos aficionados que son y que el Carnaval une a zonas tan lejanas como Cantabria.

¡Dame tono de oro!:de 5


· La azotea:
Metáfora de las ideas que a la cabeza se le vienen a un autor usando esta metáfora tan sumamente conocida. Pero, ¿cómo no habíamos caído? El disfraz no ayuda demasiado a que la idea quede clara y la presentación nos va desgranando poco a poco la idea aunque, habiéndolo comentado con algunas personas en el momento, no nos había quedado demasiado clara. ¡Cómo suena el grupo! Un poco chillado a veces por Guillermo Cano (del que ahora entendemos su breve historia de idas y venidas) y con fallos del Pellejo por estar más atento al gorgorito que al espectador, el repertorio nos entrega una magnífica música de pasodoble, sencilla y al pie, con una segunda letra cañera como nos gusta. Los cuplés muy chirigoteros pero poco efectivos. Buen estribillo y un popurrí que a veces gusta y otras no. Eso sí, tiene más variedad musical que el del concurso pasado. Añaden una nana que es música de Por la mar chica del puerto de Mayte Martín y a mi eso me ganó. En la pelea están, eso ni dudarlo. Por cierto, qué bien Nico y Zeus. El final del pasodoble es para tirarse por los bloques.

¡Dame tono de oro!:de 5

Esta noche de nuevo como cabeza de serie tenemos a Vera Luque pero esperamos de corazon alguna sorpresa más. La sesión de anoche, ya han visto, no estuvo mal del todo pero siempre se puede superar. Crucemos los dedos para que sea así. Mañana nos volvemos a leer este rinconcito.