sábado, 24 de enero de 2015

Concurso: Sesión de 23 de Enero

Disculpen ustede mi ausencia que no ha sido plato de gusto pero otras actividades me impedían la realización de un comentario a la altura de ustedes, lectores que fieles, que cada día nos visitan e incluso nos comentan. Cuando no se puede, es mejor dejar a un compañero a la altura y volver cuando sea preciso.

Desde el palco por Bermauntier -.
Si un viernes noche te quedas en casa o no llegas muy tarde y no tienes ganas de salir o eres tan carnavalero que sabiendo que hay preliminares apagas el móvil o no respondes a los Whatapp, da alegría tener una sesión con la de ayer: cortita - solo siete grupos- y donde cuatro hicieron un buen papel.
Así, comenzó la noche el coro de Manolo Guimerá con un tipo de la sociología del gaditano -picaos del Carnaval, la Semana Santa y el fútbol-: un repertorio a la altura con frescura y buen hacer. El coro canta estupendamente y tienen una falseta del tango, de nuevo, que es una maravilla. Les siguió la comparsa ¡Pa majara, yo! que cumplió su papel pero no destacó. Las que se van por las nubes aceleraron su repertorio de tal manera que a veces ni se le entendía. Buen hacer, el que se les entendió, tuvo esta comparsa que a veces sonó un poco chillada. Había una chica en medio que cantaba muy bien pero de la que abusaban. El año que viene tenéis que buscar otra chica por arribita que ayude a la que ya tenéis.
Tras el descanso, la comparsa Los profanos de Los Barrios que tan buen papel hicieron el año pasado, vuelven al concurso para traernos una comparsa sobre aquellos que, según ellos dicen, "rellenan las preliminares": lagrimeo y crítica a partes iguales porque el año pasado los dejaron fuera de cuartos peor también hacen una semblanza por todos esos que nunca pasan y siguen al pie del cañón. No suena mal el grupo, a ver qué pasa. Después llegó la chirigota Lo imposible con Paco, el octavilla vestido de Los Beatles de Cádiz, como monigote de esta. No, miren, paso.

· Ahora es cuando se está bien aquí:

El Selu viene con un tipo que da para mucho y que parece que no explota del todo. Buena presentación con algunos golpes, pasodobles, como siempre, marca de la casa, estratosféricos pero mascando en el primero (podemos decir que también marca de la casa) con muy buenos golpes. Los cuplés simpáticos, mejor el primero que el segundo, con un estribillo enumerativo de los que les gusta a Selu. El popurrit quizás es lo que empeora el repertorio pero solo por el top less de José Mari ya merece la pena, vaya hartón de reir potente.
Chirigota, en definitiva, que irá mejorando con los pases pero esperemos que no mejoren en semifinales como el concurso pasado y ya para cuartos traigan material potente.
El disfraz puede ser el mejor del año con diferencia, vaya tela.

"¡Dame tono!":   de 5

· Los imprescindibles:Bienvenido retornó con una comparsa con gran carga crítica social y política pero, como a él le gusta, mezclada con la fantasía de unos guerreros que a veces con Quijotes y a veces batallón romano o caballeros de la Edad Media que matan dragones.
Buena presentación la que nos trae esta comparsa en la que en pocas palabras ya queda claro lo que nos está presentando. No me parece que la presentación se achirigote. Difícil musicalmente el pasodoble, sobre todo el principio, y quizás por eso la primera letra no se entendió demasiado bien aunque, en resumen, habla de por qué no salió el concurso pasado y sí este. La música va entrando poco a poco y gusta. Segunda buena letra. Buenos cuplés tamibén, sobre todo el segundo. El estribillo... ¡qué maravilla! Destaco el popurrit, sobre todo, con unas muy buenas músicas pero con un contenido letrístico bastante asombroso, hasta ahora el mejor junto con el de Aragón y el de OBDC.


"¡Dame tono!":   de 5

Mi compañero vendrá ahora a daros sus impresiones con esa mordacidad de la que lleva haciendo gala algunos post. Ojalá a mi me saliera así pero qué va, no tengo yo tanto sentido del humor. ¡Mañana más pero viñero viñero viñero!

Ventolero desde el gallinero -.
Noche de COAC en la que pudimos ver dos momias de juete y dos comboys dapejeta.  Unos con arte, y los otros con malage.  La noche de comparsas, en cambio, estuvo bastante bien. La primera de la noche, "¡Pa majara, yo!" vino sin estridencias, y con alguna cuarteta del popu de valorar.  Que alegría para mis tímpanos.  "Ahora es cuando se está bien aquí", la chirigota del Sélu, trajo un año más un estereotipo, en este caso de mujer entraita en carnes de las que se ven en La Caleta jugando al bingo.  Tópicos muy típicos que un año más sacaran las sonrisas del respetable, pero no las carcajadas.  El tipo no lo es todo, Sélu.  Aún así se colarán en la siguiente, pero el repertorio fijo los aleja y mucho de la final.  "Los que se van por las nubes" deberían de ser "Las que se van..." o concretamente, "La".  Siendo una femenina, ya de por si en tonos mucho más altos que cualquier comparsa masculina, esta agrupación abusó en exceso de la voz de una de las chicas, que cantaba por arribita...TODO.  Aún así la presentación me gustó, supongo que por ahí no me habían cansado.  Tras el descanso, "Los profanos" también nos regalaron un repertorio libre de aminoácidos y gritos.  Destacar el segundo pasodoble, por su originalidad, aunque al final cayeran en el dramatismo de la madre y el niño protagonista hablara como si estuviera doctorado en Oxford.  Mu' adulto ese crío.  Antes de terminar, nos dio la noche "Lo imposible", que hicieron el mamarracho de gran categoría: no se puede empezar con buen pie con el típico sonido de peo seguido de un "Los muertos del Masa se ha ido de baretas", no.  Y si luego tienes a Paco el protagonista, que ni canta na' ni tiene gracia, pues apaga y vámonos.  Vámonos, pero con mis destacadas:

· Los picaos:El coro de Guimerá me gustó mucho.  El tipo de picao, cuya temática referenciaban el día de antes la chiri del Lobe, estuvo de escándalo, con grandes momentos de humor que lo posicionan ya por encima del propio Valdés.  Sorpresa que no me gustara la falseta de este año, no así los tangos, bien cantaitos.  De los cuplés, mejor el segundo que el primero, y el estribillo pa' cantarlo mucho en la calle.  El popurrí, divertido de principio a fin.  ¡Vamos que nos vamos!
 

"¡Dame tono!":   de 5

· Los imprescindibles:
Jesús Bienvenido
fue para mi la sorpresa de la noche, pues encontré en su repertorio una serie de recursos lo suficientemente novedosos para no rememorarme en cada momento a este o aquel extracto de sus agrupaciones anteriores.  Esto no quiere decir que haya perdido su sello, lo mantiene en todo lo bueno.  Buena presentación, que me resultó en algún momento confusa, no se si por el audio y por ese tambor molesto que se oía... pero buena, al tipo y al estilo.  Los pasodobles, de gran categoría: Bienvenido, junto con Tovar y Aragón, escriben de una manera tan personal, aunque sea a su ausencia y a la crisis, que dejan siempre con ganas de más.  Simpáticos cuplés, y un estribillo que es una alegría. ¡CAR-NA-VAL señores y señoras y señoros!  La guinda la pone el popurrí, cuya música es una delicia -si, también la letra-, destacando el momento de la justa.  Una delicia.  Quiero más, si (le pongo cuatro, porque me hace falta un pelí para ese medio punto de más, pero la duda la tengo).  pd.: A to' esto, ¿Moncada que hace ahí?

 

"¡Dame tono!":   de 5

Hoy ya puede cantar quien quiera, que yo solo tengo ojos pa' una: será que tengo da'o un "puntaso en el coco". ¡Nos leemos mañana, y gracias por sus opiniones y por su seguimiento en facebook y twitter!