sábado, 29 de noviembre de 2008

Martínez Ares en video (2/2)

Como prometí el otro día, aquí vuelvo el sábado con más de la entrevista de Antonio y alguna que otra sorpresita. No crean que esto se termina en el quinto video porque no va a ser así.


En el primer minuto y medio habla sobre las críticas que recibió porque la obra va sobre el carnaval, aún sabiendo que él renegó de la fiesta y se dedicó a otros menesteres. Este es uno de los puntos fuertes que a mí más me chocan: si usted lleva renegando del carnaval casi desde que terminó el pregón, donde se pasó bastante diciendo ciertas cositas, no entiendo a qué viene ahora que su obra de teatro en la que, puntualizo, usted solo ha participado en la música y alguna cosita más también trate del carnaval. Son cosas que quizás mi cabeza no logra entender o que, como dice Javi Osorio en un comentario en el post anterior, su orgullo no le permita volver pero sí dar coletazos y sacar dinero de él como si tuviera su agrupación.
El resto de esta parte se refiere, en su mayoría, a otras escenas de la obra de teatro. Comienza refieriéndose al trato que el carnaval en general y Antonio en particular ha hecho de la familia real. El bueno del señor Ordóñez le pregunta si se ha quedado a gusto y él no tiene más cojones que decirle que sí. Antonio tiene pasodobles a la monarquía memorables pero para memorable el de la final de Calle de la Mar que fue un verdadero pelotazo e inesperado también.

Ahora toca la última parte de la entrevista. El mismo proceso: ustedes lo ven y después lo comentamos.


Hay mucha gente enferma de carnaval, dice Antonio con un tono de voz que, si lo han escuchado, suena a resignación. A mí me da pena la gente así, los que piensan toda la vida en el carnaval, y casi basan su vida diaria en él. Alguno habrá así, o demasiados no sé. Antonio aquí tiene más razón que un santo.
Que se abran las puertas del Falla significa que el concurso no es carnaval... Después de recapacitar esta sentencia, esta afirmación, he decidido que Antonio tiene cierta parte de razón. El concurso se ha convertido en lo menos carnavalesco de todo el carnaval, ¿por qué? Porque parece que cada vez sirve más solo para lucrarse y pasar malos ratos. Esto también podría engancharse a eso de enfermos del carnaval.

Y aquí termina la entrevista pero no termina el post, no se crean que les voy a poner unos videos más que lo van a flipar si no lo han visto.
Los dos primeros son dos pasodobles de Los Volaores, comparsa que Antonio hace para la obra de teatro con un pasodoble muy bonito, la verdad.



Y esta es una tanda de cuplés de la chirigota callejera a la que se refiere Antonio en el video.


Y, por último, unas declaraciones de Tino Tovar en Punto Radio donde es colaborador. Sinceramente, yo no le veo atisbo de ironía en ninguna parte, pero bueno. Ahí lo dejo, ustedes ya dirán. Gracias al amigo Gonzalo por permitirme usar este audio.


Por cierto, solo digo Martínez Ares en el título, ¿saben por qué? Porque como él mató a Martínez Ares... no era yo el que quería resucitarlo. Antonio, se llama Antonio.

2 comentarios:

Antonio J. Trujillo dijo...

Quillo, vaya tío más pelota el presentador, y qué mal lo hace, al menos pa mi gusto, joder.

marujica dijo...

¡¡¡ Que bonico y que bien habla el Martinez Ares en el video!!! amos, supongo yo que hablará bien porque no se porque, en mi ordenador no se oye ¿ le ha pasado a alguien más?