jueves, 1 de diciembre de 2016

Paco Rosado no quiso/quiere/querrá ser Pregonero

Ya huele a Falla.  Los grupos están sumidos en los ensayos mientras que los primeros ya se apuntan al Concurso, y distintos autores y componentes conceden entrevistas, que nos acercan sus experiencias antes de subirse el próximo Enero a darlo todo a las tablas.  Hoy sin embargo, queremos volver la vista hacia las declaraciones que ha hecho Paco Rosado en su perfil de Facebook, donde anunciaba que no quería ser Pregonero, y alegaba razones más que respetables, y que hoy les acercamos junto con posteriores comentarios que hizo:
Paco Rosado 
23 de noviembre a las 16:50 · 
Hemos tenido, mi hermano Emilio y yo (el Gómez no ha podido asistir) una reunión con la edil de Fiestas porque el Ayuntamiento ha tenido la deferencia de pensar en nosotros para pregoneros del Carnaval que viene. Nos hemos negado (cada uno con sus razones) a aceptar el nombramiento y quiero explicar las mías.
Cuando empecé a meterme en esto de escribir coplas para el COAC (allá por el pleistoceno por la tarde) nunca pensé en los galardones. Y aunque he aceptado algunos (el de la Unión de periodistas junto a Paco Leal por nuestros comentarios en RNE y el de la Peña La Estrella —Estrella de Oro—) he rechazado otros como la insignia de oro de Nuestra Andalucía, que pusieran un pasodoble hecho por mí en la calle de la Palma, el premio Lo mejó de lo mejón como comentarista; y dos veces a la amiga Paloma García le dije que no quería ser Momo.
Eso no implica algún tipo de desprecio a las instituciones que pensaron en mí; es que los galardones conllevan un compromiso y siempre temo no responder a ello.
De siempre dije que el Pregón no debería ser tomado como un premio a quien es nombrado pregonero; pero el ‘ombliguismo’ gaditano hace que sea así; y como a muchos gaditanos les parece que un autor de coplas de carnaval es algo así como un semidiós de la Literatura, pues todo premio les parece poco: Antifaz de Oro, plaquitas por las calles, estrellas en el suelo, el nombre en butacas del Falla, ser Gran Momo, ser Pregonero… Un afán ‘acaparatorio’ que no tiene sentido y en el que yo no quisiera caer nunca.
Mi teoría es que si el Pregón tiene utilidad para atraer gente, no debe ser pregonero alguien como yo que, de San Fernando para allá, no lo conozca nadie; debe ser alguien con predicamento de sobra y, además, que haga un pregón abierto y no sólo para hablar de él como ha ocurrido. Y si el Pregón no tiene esa utilidad porque ya en Cádiz no se cabe, se suprime y que ese dinero sirva para traer otros espectáculos para los gaditanos que no disfrutan con las agrupaciones, que son muchos; o para repartírselo entre los que se quieren ir de camping, que también los hay.
Sé que una cosa tan banal como lo que hizo Jesulín de Ubrique, yo no lo haría; pero tampoco algo tan exquisito como lo que hizo Carlos Edmundo de Ory; Y como creo que Cádiz se merece algo mejor que yo, no se me ocurriría meterme en eso: la Naturaleza no me dotó de esa osadía. Y para quedar hecho un mamarracho, que nunca me lo perdonaría, no me meto.
Mi hermano Emilio y José Manuel Gómez, tampoco están por la labor. Qué malage.
Y para los que malentendieran que tira el papel del pregonero por tierra, que le enseñó el dedo al Ayuntamiento, o cualquier cosa malentendible, dejó estas anoteciones posteriores, con las que podríamos echar unas risas, y reflexionar sobre su decisión:
En verdá, lo que queremos los tres es ser ninfas.

Y hablando de otra cosa: no hay fiesta en el mundo que tenga una concejala tan agradable como tienen las nuestras. Y lo guapa.

Leyendo esta página da la impresión de que yo quiero hundir al Ayuntamiento y es el Diario quien lo defiende. Cosas veredes; dijo alguien.

Ya hay pregonero: Pedro el de los Majaras.
Buena elección.

Si hubiera aceptado ser pregonero, me hubiera perdido la entrevista que le ha hecho Germán a Antonio Rico. " ...Cantar...Franck Sinatra y yo; los demás, detrás"; ha dicho. Genio y figura.
Paco puede tener todos los detractores que quieran, pero es consecuente con sus declaraciones, y ha sabido rematarlas como merecía la ocasión.  Yo solo puedo añadir que ojalá lo hagan ninfa.  Disfruten de esta recta final de la semana, buceen por las redes en busca de estas y otras declaraciones carnavalienses que seguro les hacen la espera más corta, y el martes volvemos con más y mejor, que ya va quedando menos.