martes, 8 de diciembre de 2009

Sentrañasmías

Ayer, en el local de ensayo de mi chirigota, los amigos de la comparsa que suelen ensayar tras nosotros estaban viendo unos deuvedés de finales antiguas. Según mis conocimientos -breves y leves- eran del 89, del 92 y del 2000. Mi chip se fue a por las comparsas, lo que había cambiado lo que cantaban en las finales. Del 89 vimos la de Martín y en la final cantó un pasodoble a Cádiz, en la del 92 también, pero de otra manera, como más sucinta, más tapada, y la del 2000 ni de coña. Allí no se cantó nada de Cádiz. Otros temas parecían ser más importantes.

¿Qué ha ocurrido? Pues que la cosa se ha mercantilizado. Es decir, el capitalismo ha invadido el carnaval hasta el punto de cambiar los temas que se cantaban antiguamente. No solo los de realidad social que es normal que se cambien -ahora se canta a Zapatero en lugar de Felipe González o en lugar de Aznar-, a los homosexuales -en los sesenta se cantaba contra ellos (más o menos) y ahora se les apoya y se reivindican figuras como la Petroleo o la Salvaora- sino los más locales (o localistas) han sufrido cierta transformación hasta el punto de que ya no son de primer orden, ya no se cantan en una final. Si se puede se canta en cuartos aunque suelen sacarse en preliminares.

Ya vemos, o al menos así lo entiendo yo, que en preliminares las agrupaciones gordas, las de renombre, sacan su artillería mojada porque ya saben que tienen el pase. Está asegurado, no hay que preocuparse. Ahí entrán entonces los piropos a Cádiz. Piropos geniales, fantásticos, llenos de metáforas y con mil vueltas sobre el mismo tema. Es interesante como los autores carnavalescos se dejan la cabeza para hacer que algo que es igual que el año anterior sea distinto. El piropito. Desde el punto de vista del concurso es totalmente lógico que estos pasodobles se dejen para el principio: venden menos. Es así de duro pero es así de cierto. Pero también me parece muy duro que incluso los temas locales se hayan dejado para preliminares: astilleros, asustaviejas, casas que se caen por instantes... Han sido relegadas a la pólvora mojada, al primer tiro que, por desgracia, no tiene demasiada importancia.
Naturalmente, esto que digo no es siempre así pero como lo veo lo expongo.

Y para finalizar este puente de Santa Inmaculada sin concepción (por cosas del aborto) nos gustaría dejarles con un comentario que, a raíz del post anterior de mi compañero Ventolero, ha dejado JL Bustelo en el últimos post de su blog que, por el tema de ese post, queda totalmente descontextualizado y que creemos que debería haber dejado aquí:

Blogger José Luis Bustelo dijo...

Como es costumbre en algunos, tarde o temprano, les sale de los más hondo el intransigente que llevan por dentro. Comeculos en un principio, con sus "hola, qué tal" y "vámono que nos vamo!", elogiosos en lo personal, sin haberte visto la cara, para después, todavía sin haberte visto la cara, juzgarte si no actúas o hablas como a ellos les gusta. Gente que acusa a los demás, desde lejos y por prejuicios. ¿Qué puñetas sabrán estos de los asuntos de otros a quienes no conocen y de las cosas que cuentan desde lo más particular, por vivencias de donde y cuando sí que estuvieron?. En fin... los sicólogos-vigilantes de la red, con sus empalagosas terapias del aburrimiento.

Venga, un saludo.

07 diciembre, 2009

Es interesante la reacción de José Luis a un post que, sin ninguna maldad, solo señalaba algunos aspectos que a mi compañero le chocaban. No pasa nada, como somos de lejos quizás lo mejor es cerrar y no hablar nunca más de carnaval.
Pasen buena tarde de puente.

3 comentarios:

jose a dijo...

bueno que quede claro que a mi lo que me ha desilusionado de su blog simplemente es que ya no escriba o que lo haga poco, sus opiniones...pues a veces estoy de acuerdo y otras no pero siempre habla sabiendo y argumentando razones muy logicas, un saludo

Ratos Libres dijo...

Por la última frase del post... Ni se os ocurra dejar de hablar de Carnaval chavales!!

Anónimo dijo...

Me hace gracia que como en el periodismo de hoy o los blogger, cuando te contestan o atacas, o te sientes atacado, una opinión por otra opinión.
De todas formas viendo pasada de vueltas la respuesta, con post así vosotros o alguno mas crea esa animadversión ( en su justa medida) que sienten los que realmente han vivido esto.
Lo siento chicos, yo si un tipo como Bustelo te dice que me vas a contar a mi de carnaval, solo queda callarse.