sábado, 23 de mayo de 2015

Nos ha dejado Don Enrique Villegas

La madrugada del 20 al 21 de Mayo silenció todas las noticias que esta semana pudiera haber sobre anuncios, fichajes, regresos y abandonos en el COAC: Don Enrique Villegas Vélez, el histórico autor de Ayamonte -e hijo adoptivo de la ciudad de Cádiz-, falleció a los 92 años de edad.

Pierde así el Concurso a uno de los autores emblemáticos, pregonero en el año 1999 de la fiesta, y que tanto regaló sobre las tablas del Falla, siempre con honradez y trabajo, desde principios de los 60 hasta el pasado 2010, año en la que trajo su última agrupación "La Serenata".  En este humilde rincón, queremos hacer un repaso distinto a su legado, a través de las innumerables versiones que han hecho los más grandes de sus repertorios fuera de las tablas de Teatro: un homenaje de homenajes.

Empecemos por "Los escarabajos trillizos" (1965), que diera pie a los archiconocidos "Beatles de Cádiz".  Una versión con la que participó, en este caso, el grupo de Antonio Martín en el propio pregón de Don Enrique en 1999 (minuto 6:36):


Gran pregón del que recomiendo ver el vídeo integro de principio a fin, donde los grandes grupos cantan su coplas.  La siguiente es "Los hijos de la noche" (1981) y el enorme "De razas tan dispares", no vean como suena:


"Hombres Lobo" (1986) fue otra gran comparsa que sonaba de esta forma, con la garra que Alemania y compañía ponían interpretándola:


Esta interpretación con tanto gusto de "Los pescadores fenicios" (1987) es ejemplo puro de la sencillez con que escribía el príncipe Enrique Villegas, y las músicas tan deliciosas con las que las acompañaba:


Si, ¿dónde están "Quince piedras" (1984) no?  Pues aquí no va a sonar si no es en boca del propio autor, que se grabó en el hermanamiento que estos años de atrás hicieron Huelva y Cádiz:


Nuestro más sentido pésame a sus familiares y amigos de Don Enrique Villegas, y a todos los que, como nosotros, han sufrido la pena de su pérdida porque saben que el artífice de su pasión por las coplas del COAC tenía su origen en este ilustre autor.  Descanse en paz.  Me gustaría no despedirme con tristeza, eso si, si no con estas encantadoras imagenes del autor bailando con Loli Callealta.  Señorío y arte en estado puro: