martes, 21 de abril de 2009

¡Que me lo llevo oiga! (VIII)

Hoy nos dejamos de noticias sobre el carnaval para volver a traerles esos primeros premios magníficos que se te quedan en la cabeza, o que no conoces, o que te apetece volver a escuchar.
En el 86 (dos añitos antes de que servidor naciese, ni más ni menos) don Antonio Martín nos traía una de esas comparsas que gusta desde la presentación hasta el final del popurrit.
Es Soplos de vida, ni más ni menos:



Y ya está, hasta aquí el post de hoy... solo una cosita más que decirles: tenemos dos entrevistitas reservadas para ya mismo que... ¡madre mía! Mi compañero Manuel lleva unos días sin salir de su casa porque no se las cree aún. Pues eso. Yo si salgo porque no me queda más remedio, pero no se crean que el tiempo que estoy en casa nunca cierro el archivo.

2 comentarios:

Paco Rodríguez dijo...

De vellito de punta, sobre todo la letra del pasodoble a la caleta, bueno es que el pasodoble es pura melodía Busteliana

Javi dijo...

Sencillamente sublime...