sábado, 21 de marzo de 2009

XII Festival de Agrupaciones Carnavalescas "El Carpio"

Haré una paradita esta semana, y pospondré el último post de "A esto le han escrito ya..." para comentarles mis impresiones sobre el Festival al que tuve la suerte (y pequeña desgracia) de acudir el sábado pasado:

Llegando con media horita de antelación, y pensando que otra media hora se retrasaría, ocupamos nuestras butacas. Estuvo bien comprobar que el ambiente navideño en el Carpio es algo que se respira todo el año, ya fuera igualmente para una nave dónde se celebraría un Festival de Carnaval... ¡vivan las campanas iluminás familia!

Tras las primeras charlitas carnavalescas con familiares, amigos y desconocidos de turno, tocó ir por un refrigerio (o no), comer pipas (o no), mirar a la multitud que por allí se me movía y esperar a ver cuándo comenzaría aquello. Y comenzó... vaya que si comenzó.

Tuvo su primera aparición estelar el presentador, o para los que estuvimos allí, el "Geggman del Carpio". El "Geggman" carpiense era un muchacho jovencito, con una camisa violacea la mar de bonita que portaba modernamente, a la remanguillé metía y sacada de su pantalón a la última igualmente. Es decir, la gente lo vio salir y se empezó a escuchar "...que viene, que viene.". No defraudó. Desde comenzar con un "están diciendo que no se escucha bien los micros" cuándo aún ni se había empezado, cosa que descolocó a un servidor bastante e hizo pensar aquello de "verás tu como va a sonar esto de malamente", hasta poner en el cielo un grito de "...mejor pasodoble al coro" (no pude reprimirme y grité "venga, vamos a darle un aplauso por eso") hasta caer en la reiteración de poner de ebrio a todo aquel que se quedara en la barra con comentarios como "...no beben na..." y "...que borrachos..." (o similares, que no lo recuerdo bien). Verán, en cierta forma, "Geggman" llevaba razón porque no vean ustedes el por culo que dieron toda la gentuza que se quedó en la parte de atrás, vociferando mierdas mientras todo el mundo cantaba. Ok. Pero tampoco tenía que perder las formas llamándolos alcohólicos, ¿no creen?

Centrándonos en las agrupaciones, a las agrupaciones gaditanas las precedieron dos agrupaciones del carnaval cordobés: El segundo premio, "Tu suerte en mis bolas", un buen segundo premio al que nos costó escuchar porque el sonido sonaba regular, pero que hicieron reír cuanto pudieron... El coro "Puerto Rico", que nos inspiró a más de uno para una posible agrupación el año que viene (jajajaja y ja), estuvo bastante bien. Es un coro que suena más bien a chirigota enorme, no por nada, sino porque las voces graves se escuchan poco y bueno, acostumbrados a Cádiz (si, lo sé) pues se hacía extraño relacionarlos con los otros. Quitando esto, es una agrupación que de principio a fin entretiene y divierte, con ritmos muy movidos y que suenan muy muy bien para mi gusto. Los esperaremos el año que viene, y veremos si se parecen más a los de Cádiz o crean aquí una nueva forma de entender el coro (cosa que a mi no me importaría, ya que hará al Carnaval cordobés original en este aspecto, que es lo que necesita en general). Los chistes y desfases que tuvieron entre coplas, los obvio, permítanme.

Y llegaron los de Cádiz, que hicieron en algún momento de forma involuntaria por su parte obviamente, que la gente se en-nerviara y se pusiera de pie a mirar hacia dónde se encontraban Sherif, Lulu & Co.. Porque el personal estaba muy desfasado, si. Y lo divertido es muchas veces decir, mira aquel que desfasado está, cuando lo tienes a 50 metros y da la nota de lejos que ni te jode ni te molesta a la hora de escuchar. Pero no, a mi me tocaron... al lado. Y es que ingerir alcohol durante mucho rato, a precio barato, ya saben. Los del Carpio deberían mirárselo, pero total, si llevan ya XII ediciones, también dirán lo que el otro.

Así que allí teníamos al personal gritándole de todo a Lúlu, el cuál estaba en su salsa y no se guardó un "coño", "su puta madre" y demás cosas, que cualquiera diría con malangel pero que de su boca fuerzan a uno a reírse hasta el dolor de costillal. La chirigota estuvo muy bien, el personal (Nota: no todo, pero un gran número) se desfasó hasta el punto de levantarse en casi todos los pasodobles y todo lo que dijeran en general, que más daba si se vivía un estado de apoteosis múltiple de embriaguez desaforada. Total, que acabando el repertorio, a las feminas que me acompañaban les dio el momento fan de la noche y allí que nos fuimos a buscarles fotos a las señoritas.

Agradecer por supuesto a estas personas, que siempre, siempre, se ponen y no ponen ningún impedimento. Por ejemplo, nuestro "colorao" Zubiela, más "colorao" que nunca con su chaqueta roja (pa' mi que nos iba buscando las cosquillas), estaba el hombre comiendo y mi hermana fue a pedirle una foto, y ella comentó "bueno ahora cuándo acabes venimos" y el dijo "no, no" quitándose el bocadillo de turno de la boca, agarrándola para que no se fuera, y posando con la mejor de sus sonrisas coloradas. Igualmente respondieron los otros susodichos: Sélu aguantó que mi cámara le diera la gana de hacer la foto, Carli guardó sitio a las niñas en su larga lista ya que iba de foto en foto el pobre mío, y Jose María igualmente posó sonriente a la petición de "una foto, superJuan".

Yo por mi parte, opté por hacerme las fotos con el futuro de la comparsa actual. Porque yo tenía ganas de hacerme una foto con el Pellejo, y otra con el nuevo de la comparsa del Zubi, ese que un principio reconocí que me hacía vibrar el tímpano hasta el dolor pero que el sábado esperaba con más ganas que ninguno para que se partiera el pecho y poder disfrutar de su fuerza. Y a esto, que miren ustedes por dónde, estaban los dos juntos... y ví que empezaron a pirarse para donde fuera que irían, y dije "ah no hijo no, esta foto me la hago" yo pa' mi mismo. Total que me crucé con el Pellejo y le dije "Pellejo te haces una foto conmigo" a lo que asintió con un "hombre claro", el otro proseguía su camino y le dije "¿te pones tu también?", y el muchacho, que por fin me he enterado que se llama Jose (...Luis Martín Aragón... ¡anda mira, Aragón!), pues dijo que sin problema igualmente. Y fotito que me traje, y se los agradezco en el alma.

La comparsa fue la siguiente agrupación en actuar, tras el descanso. La gente que a mi izquierda se encontraba, les dió esta vez por relajarse, o más bien se fueron... y se quedaron dos a los que les gustaba la comparsa, estuvieran contentos o no, y dejaron escucharla. La comparsa comenzó con una presentación donde Jose "el nuevo" se reservó. Yo miré a Bermaun, o a Paco según lo conozcan más o menos como para llamarlo por su nombre, y comentamos "no ha cantado nada". Malos creyentes que somos, porque el muchacho se cantó todo el repertorio de pe a pa después, con dos cojones y con la voz como siempre y como nunca (vamos, no se reservó nada, lo cuál me alegró mil). Después hubo momentos para todo, desde el colorao pidiendo por favor (y sin favor, de maneras muy variadas) que los de la barra se callaran que estaban cantando todo por un tono por encima e iban a acabar eslomaos de la voz, cosa que llevaba razón y era pa gasear a los del fondo con gaz propano con clavos, hasta canticos como "Ese Carli", o la despedida de Zubiela "que echará de menos estas cosas", pasando por el momento "¡canta los piratas!" a lo que contestó "ajolá pudiera, ajolá" y la gente empezó a cantarlo porque el lo inició, levemente, y dijo después "que sepaís todos ustedes que os va a denunciar Martinez Ares". Bailamos, cantamos, palmeamos, y disfrutamos. El Pellejo, se quebró en unas de las coplas de la mini-antología y se le notó ese "que ganas de morirme tengo ahora mismo" en el rostro, rostro que antes pudimos apreciar como hacia leves gestos de múltiples índoles a las primeras filas, y hasta ahí puedo leer... Se les echará de menos a los que se van, y se espera con ansias a los que toman su relevo, que seguro lo bordarán. Porque Pellejo es el nuevo Carli, lo quiera el planeta o no. O mejor incluso. Y si, la foto es la del momento "...con las pelucas", que yo pedí por blog y Tino me concedió en el concurso (o no, pero y lo feliz que yo soy con esto no me lo quita nadie). Aquí les dejo el pasodoble inédito que nos regalaron, que cantarían en la final pero no cantaron, dedicado a una mujer que se ve fea y diferente tras parir, y finalmente el marío le dice que no diga esas cosas. De arte. Tiene muy mala calidad, pero con el murmullo de los del fondo y los medios técnicos de allí...menos es ná, como decimos por aquí:


Y llegó el Sélu y sus enteraos... y el mundanal mundo se levantó al grito de "Campeones": los de la chirigota flipaban, Sélu se ponía como ven en la foto (gracias a nuestra amiga Tamara por cederla para este blog) cada vez que escuchaba el grito, la gente se peleaba por gritar más alto unos que otros, y cantaron sus letras desde el principio hasta el final. El "campeones" fue tal que los de la propia chirigota sacaron los móviles que llevaban y empezaron a grabar allí a todos. "Mañana quiero ver esto en el youtube" pedía el Sélu a la gente del público. Me reí con los pasodobles, el resto, ya saben. Y esta actitud fue la que me llevó a tener una enésima conversación con los muchachos que tenía a mi vera (que eran mu güenta gente si, pero estaban muy piripis carajo):
- ¿Illo, no cantas ni bailas no?
- Yo es que al Sélu lo tengo ya mu quemao.
-... (Fin de la primera conversación)
Al rato.
- Illo, animate hombreeeee...
- A ver tio, no te pongas jartible.
- Bueno. (Siguió bailando y cantando. Fin de la segunda conversación)
Al rato.
- Pero tio...
- Illo, a ver, tu cuando llevas escuchando carnaval.
- Yo... um...
- Y no me digas que cinco años.
- Espérate. Diez años.
- Vale. ¿Y en estos diez años, has notao algún cambio en el Sélu? Coño, que siempre cuenta lo mismo...
- Si, pero a mi gusta, si verás, a mi me gustan también las princesas y tenían que haber ganao pero estos me gustan mucho...

Y ahí la conversación desvarío incorporándose un tercero, colega del tipo este y conversamos de carnaval y de que ganó el que tenía que ganar. La chirigota prosiguió, los de al lado pedían "Los borrachos" incesantemente, hasta que los cantaron, y me encontré yo cantando los cuplés y ellos callados, descolocados. Ni idea de por qué. Se acabó, el muchacho se despidió con un "nos vemos en la próxima" y yo y mi gente (que presenciaron todo con una sonrisa esbozada, mamon@s que son) nos fuimos cantando pa' córdoba igual que vinimos. Pa' la ida escuchamos a Bienvenido y a los Hnos. Carapapas, pa' la vuelta, más Tino, Martín y de nuevo Bienvenido. Jartibles que somos, y que seremos.

Hasta el año que viene.

8 comentarios:

Javi dijo...

Entonces Zubiela y Carli se retiran del carnaval ??????

Bermauntier dijo...

Pues eso dijo el propio Ángel Zubiela en Onda Cádiz en la retransmisión de una de las agrupaciones. Dijo algo así que había salido este año para que ya le diesen el antifaz a Carli.
Esto lo corroboró el día de El Carpio.

Paco Rodríguez dijo...

el Carli independientemente de cantar "papartirseelnai" es una grandisisisisisisisima persona, jam´s e tener una palabra mla para nadie.

Cuando coincida con el, pues somos compis de trabajo, le pregunto si de verdad se retira o hace un kit kat

Javi dijo...

HOmbre lo de Zubiela es una pena, aunque si se mantiene el grupo... palante. Pero dejar de escuchar al Carli febrero tras febrero me dolería bastante :)

Bermauntier dijo...

Tienes discos, ome jajajaja

Javi dijo...

Lo se, lo se, aunque los tengo un poco quemaos ya. Pero bueno, menos es ná. Habrá que disfrutar de las nuevas voces y de las de siempre que no se retiran. :)

Unoquepasabaporaquí dijo...

Yo solo pasaba por aquí, pero que conste que de los tres que salen en la sexta foto el más guapo es el del centro, sí señor.

Saludos.

Ventolero dijo...

Pues nada, Unoquepasabaporaquí, gracias por la parte que me toca jajajaja.

Adió!!