martes, 10 de junio de 2014

Idas, venidas y seguir cobrando

La cosa está revolucionada a unos niveles... El debate sobre la mucha o poca ética de lo que está ocurriendo vuelve con más fuerza que nunca. Esta entrevista que les enlazamos ha vuelto a abrir heridas que parecían cerradas u olvidadas y es que la expulsión de Gamaza, el caja de los Carapapas, junto con el bombo y Mariano parece haber descubierto lo que en realidad esconden las agrupaciones y son divisiones internas, defensas de cara a la galería y dinero que no se reparte de manera igualitaria.

· Yo no quería, me obligaron

Cuando uno pisa el cable un sábado con los colegas y a la parienta le ha dicho a las doce de la noche que ya está en la casa siempre se dice el subtítulo que hemos puesto en esta parte. Algo así pasa con Gamaza en esta entrevista. No será este artículo un análisis de ella pero sí vamos a quedarnos con partes ciertamente importantes.
La verdad es que la mayoría de los componentes que han salido de los grupos "para la calle" de estos renombrados comparsistas han terminado, por los mentideros, diciendo que el acto era más económico que reivindicativo. En definitiva, lo que muchos carnavaleros veníamos diciendo desde el curso pasado, cuando soltó la bomba de que no salían en el COAC. Parece ser que las reglas del concurso han pasado a un segundo plano y lo que realmente importa son los euros. Dicen algunos que cuando se apuntaron al proyecto no se les dijo nada de porcentajes, por eso se sorprenden en junio que no cobren lo mismo.
Lo que me resulta curioso es que muchos de los componentes que han salido de ambos grupos se han ido quejando de que no había sido lo que se esperaba pero, ¿en qué sentido? Porque ya uno no sabe qué pensar.

· A más gorgoritos, más euros
Al parecer el reparto económico es sencillo: parte principal para autor o autores - contraltos y octavillas - segundas y tenores - instrumentos varios. Por ese orden se dan los porcentajes no sabemos si previamente acordados (parece que no, por lo que dicen) en función de lo cobrado en esa actuación. Por ejemplo, Arturo y Pellejo cobraban más que, por ejemplo, Mariano y Chema. Ahora, Arturo se marcha porque parece que él pensaba que esto de cantar en la calle iba a ser solo un año (no está de acuerdo con el proyecto, dice) y fichan al Pellejo y al Cateto y es que en los autocares tiene pinta de que se hacen muchísimos negocios.
Cuando Juan Carlos Aragón dijo que cambiaba de grupo para que le saliera más barato, no pensábamos que dos de sus puntales se le iban a ir en apenas un mes. ¿Los dos nuevos cobrarán los mismos porcentajes? Habrá que verlo. Pero es importantísimo, según parece, el aspecto monetario para estos últimos cambios que se han dado en ambos grupos. No es ninguna tontería cuando se dice que salen con tal o con cual "por dinero". La situación para algunos componentes es crítica y me parece muy respetable que salgan donde más les rente pero renegar después...

· El año que viene más
No vuelven al COAC por varios motivos: les ha salido bien el invento (y mejor les va a salir el año que viene con los nuevos componentes: más y más morbo) económicamente; el público sigue con ellos a muerte (más si cabe porque ahora incluso les parecen "valientes"); el COAC no ha hecho los cambios que ellos exigían: así es que no vuelvo a casa, se vive muy bien fuera, se gana más y se trabaja algo menos. Además, no nos olvidemos de la autogestión: ellos deciden cuándo y dónde cantan durante el COAC: miran la rentabilidad, la posibilidad del público, lo que les costará el alquiler del lugar... Y después hacen contratos exactamente igual que sus compañeros, posiblemente con más éxito porque, no nos olvidemos, siguen siendo las dos comparsas con más tirón con respecto a las masas.
Pero este año no van a ir juntos: van a dejar de repartir a partes iguales entre las dos agrupaciones y van a probar un nuevo formato que será en solitario. Cada uno por su lado y a ver cómo sale.

Martes en el que seguimos esperando noticias de las agrupaciones que aún faltan por dar detalles de lo que ocurrirá en 2015. Mientras seguiremos por aquí contando más cosas como que la comparsa de Juan Carlos Aragón se llamará el año que viene Los millonarios con un renovadísimo y jovencísimo grupo.