martes, 25 de marzo de 2014

Carnaval callejero 2014 (I)

El Carnaval de la calle de este año no pudo comenzar mejor con uno de los pregones que más ha emocionado al público carnavalero, gaditano o de Puerta Tierra p'acá. Una chirigota de amigos se subió a la Plaza de San Antonio, cita ineludible para dar el pistoletazo a los tablaos y a las esquinas, y pregonó el Carnaval desde un Falla trasladado en el que ocurrieron muchas cosas. Un pregón divertido, con muchos cameos, actuaciones de calidad de esta chirigota y de otros grupos idílicos. Un maravilloso pregón, gaditano para el mundo, que hizo las delicias del público que lo veía en directo o que, como algunos de nosotros, lo ha disfrutado desde el ordenador, emocionado en ocasiones, en otras eufórico.


Usaron sus disfraces más representativos, dieron las gracias a sus compañeros, a los que los ayudaron, recordaron sus agrupaciones, dieron hueco a Cádiz y al corazón del aficionado. La verdad es que escribiendo esto me emociono porque para mi son como parte de mi familia y que esta gente haya sido un grupo de pregoneros por decisión del pueblo me parece aún más admirable. Seguramente, si al pueblo se le hiciera más caso en estas cosas (y en otras más relevantes, más sociales, más políticas) seguramente no tendríamos que habernos tragado verdaderos bodrios que no dijeron absolutamente nada. Este grupo hizo un pregón en condiciones y además, se fueron con su callejera, Los pregoneros, a cantar a la calle, a cantar a todo el mundo que los buscara:



Y es que es normal que comencemos con esta chirigota callejera pero no es la única agrupación que salió a la calle, naturalmente, y es que ya saben que a nosotros nos gustan las picardías de estos grupos. Así, ya saben que somos seguidores de los amigos de Guatifó que este año, Son de Guatifó, eran náufragos en una isla en la que tenían bastante fiesta:



Por cambiar de modalidad callejera, que no quiere decir que no pongamos más, nos vamos a ir a un cuarteto que era un dúo y que ha sorprendido por unos finales de cuplés sin ningún sentido pero soberanamente divertidos por su poquísima vergüenza. El Teatro de Títeres traía a una alcaldesa y a un Pepe Blas para comérselos. Por cierto, verán que uno de ellos es un antiguo componente de chirigotas de Aragón, Manolo el Largo:



Por supuesto, no nos pueden faltar romanceros y mucho menos uno tan divertido como este. Un romancero bien escrito con mucha guasa. No es el único que nos ha gustado y que pondremos en esta serie de post pero es uno de lo que más nos ha divertido. El eterno repetidor:



Vamos a finalizar el post de hoy con las oficionales que también estuvieron en la calle. Comenzaremos primero por dos chirigotas que a mi me gustan mucho y que mostraron su cara más solidaria ayundando en el escenario de "los multados por las manifestaciones por el convenio del metal" que ocurrió el año pasado. Bien, muy bien:





Vamos a terminar hasta el sábado con la presentación de La canción de Cádiz y es que uno de los tablaos preparados para el carnaval se monta uno de sus hijos y se mueve que es para comérselo. Y como a mi me gusta mucho también la presentación pues lo pongo con la excusa del chiquillo y del carnaval callejero:



Dos semanas de descanso y ya estamos aquí otra vez. Por partida doble además. El sábado vuelve servidor con más callejeras que mostrales y más cositas curiosas que no sé si habrán visto. Y la que viene comenzamos ya con nuestra sorpresas: entrevistas, secciones, opinión... Total, que por aquí vamos a seguir.

(Por cierto, muchas gracias a toda esa gente que de manera altruista sube videos de callejeras a YouTube. Hoy muchos de los utilizados son de la página del genial Mangla de Cádiz).