jueves, 22 de noviembre de 2007

El error y la errata

Las dos últimas noticias que mi compañero Bermauntier expuso en este lao de PuertaTierra, eran más o menos conocidas en, los siempre mentados por mi, mentideros de internet.

Un servidor, podría en este justo instante, hacer sorna sobre el revuelo que se ha creado porque el pregonero, bendito sea, es quién es. O implorar a Paquito, una vez más, que lleve de buenas formas su tránsito por la comparsa del revolucionario y no salga de ella (que saldrá, antes o después, saldrá) como todos han salido... ¡Aih catalán, que tu vales mucho aunque las malas lenguas digan que no cantas ná!

Pero no, hoy el tema me hace tocar dos puntos, uno más serio que el otro, pero ambos relacionados por su protagonista. Si quitamos al pregonero y al catalán chico, adivinan a quién me refiero...

· La errata (cambiando el orden del título)

Un servidor, sumido en la redacción de su artículo otoñal inundado de parafernalia carnavalesca, patinó al decir que en la web de Juan Carlos Aragón, no aparecía la entrevista.

¡Falso!


Se oyó gritar desde el fondo de la sala de comentarios. Una señorita (o eso intuyo) de seudónimo "lore" apuntó que si que se encontraba, y efectivamente, se encontraba... quien no se encontró en su debido momento en la web de Yoanes Carlus fuí yo, que tropecé y metí el pie en la web de los foreros aquel 30 de Octubre.

Así pues, entono el mea culpa: si, si se encuentra en la web la entrevista aunque si, también reafirmo el resto del post, porque como también dije en aquel artículo, en otro orden "...el revolucionario muchas veces es una gran boca no-pensante..." (de este loco carnaval).

· El error

Uno, tras incidentes como los que se comentan estos días, tiende a preguntarse por qué sale uno entonces en carnaval, si no es por sorprender a sus congéneres, por ilusionar a sus paisanos y enamorar con lo nuevo...

Maldita la gracia, la gracia que a este autor le habrá hecho que de nuevo, un año más, el gracioso de turno difunda una letra y una música suya, nueva, con la que pretendía producir todo lo antes anunciado. Supongo que se volverá a preguntar el por qué debe de salir, si todos los santos años pretenderán hacerle la misma puñeta, y mil cuestiones más que ya si se me escapan...

Un servidor se imagina, ya que también dedica tiempo al mundo del arte, aunque en otro ámbito, cómo sería que uno trabaje en una animación, o en un cómic, que muchos esperan, y que meses antes, aparezca uno con esbozos, retales de creatividad, y los entregara al espectador, que en este caso, se desdobla, y si bien por un lado, sacia su ansía de saber algo más, por otro se flagela al pensar que traiciona al autor porque esta consumiendo trazos inacabados que en un futuro podrá degustar en su perfección.

Hoy, una vez más, el mundo del carnaval no puede sino solidarizarse, mirar hacia Juan Carlos, una vez más, pero de manera diferente a como suele hacerlo: tendiéndole la mano con la ilusión que, seguramente, tenga extraviada en mayor o menor proporción.

Si, ha tenido que ser un error, porque si no, "no hay que ser cabrón".

PD: Quedan 69 días, ¡ele los números bonitos!

4 comentarios:

Lorena dijo...

Rectificar es de sabios y todos nos equivocamos! jejejejeje no pasa absolutamente nada!!!!

Y es verda q es una gran putada lo del pasodoble, y como he dicho ya en muchos foros de caranval........... me niego a escuchar ese pasodoble, no sere yo la que exe por algo el trabajo de una agrupación, pero hay muchos ( nose como llamarlos) que ese trabajo no lo valoran y sobre todo lo del factor sorpresa no esta creado para ellos! seguro que el día que esta " banda" se suba a las tablas del falla los pocos q no lo hemos escuchado vibraremos mas que ningun otro que hace llamarse aficionado.

Un saludo, y magnífico blog.

Ventolero dijo...

Gracias por tu comentario y tu visita.

Un saludoP!!

mafalda dijo...

Pues yo lo he oído ya ves soy una gran curiosa, y no creas que cuando me llego por correo estuve un rato pensando en que hacer si oírlo o no pero claro no pude aguantar, y me gusto tanto que luego me dio pena a verlo oído tan pronto ya que no lo voy a oír en carnaval y mira que a mi Juan Carlos Aragón me suele gusta la segunda vez que lo oigo. Bueno es una gran pena porque hay mucha gente como yo que lo acaba escuchando.
Nadie va a decir nada de la compasa que van a sacar los hermanos “carapapas” y su dos grandes fichajes?

Bermauntier dijo...

De los Carapapas se está gestando, Mafalda, gestando...

Total, estimada Lorena. Yo escuché el pasodoble y sí que valoro el trabajo del autor, ¿por escucharlo antes ya soy un mal aficionado? ¿Debería fragelarme? Si tú me dices que lo haga, lo haré.
Me encanta que te encante el blog.